Aberdeen se convierte en una ciudad eléctrica con un nuevo servicio de autobuses

El servicio de autobuses 727, que conecta el aeropuerto escocés con la ciudad, será operado por una flota eléctrica

Stagecoach Bluebird ha confirmado que la ruta 727, que opera entre el aeropuerto de Aberdeen y la ciudad, se realizará con una nueva flota de autobuses totalmente eléctricos.

Se ha invertido un total de 11,2 millones de libras en la iniciativa. El proyecto también ha recibido una subvención de 4 millones de libras del Plan de Autobuses de Emisiones Ultrabajas del Gobierno escocés.

Aberdeen Airport
Photo Geograph/Colin Smith

Los autobuses eléctricos se instalarán en las cocheras de Tullos y están destinados a aportar una ventaja económica a las rutas de alta frecuencia en Aberdeen, incluido el popular servicio 727 del aeropuerto.

Los vehículos se construirán en la fábrica de Alexander Dennis en Falkirk antes de llegar a la ciudad escocesa. La flota no sólo reducirá los niveles de CO2 en la ciudad, sino que también está previsto que sean de piso bajo y de fácil acceso, y que estén equipados con asientos de piel, un material fabricado íntegramente con cuero reciclado.

El servicio 727, que conecta el centro de la ciudad con el aeropuerto, pronto será operado por la flota eléctrica. El servicio 727 opera hasta cada 10 minutos durante toda la semana y también fue nombrado "Mejor servicio de autobús de Escocia" en 2017.

Peter Knight, director general de Stagecoach Bluebird, dijo: "Todos estamos realmente emocionados de dar la bienvenida a los autobuses eléctricos a nuestra flota de Aberdeen. El transporte sostenible es fundamental para el futuro de nuestro planeta: descarbonizar los viajes locales, reducir la congestión de las carreteras, mejorar la calidad del aire y abordar el cambio climático."

Mark Beveridge, Director de Operaciones del Aeropuerto de Aberdeen, añadió: "A principios de este verano establecimos nuestra propia estrategia de sostenibilidad con el ambicioso objetivo de descarbonizar nuestra propia infraestructura para mediados de la década de 2030 y apoyar al sector de la aviación en general para que alcance el objetivo de cero emisiones para 2045. Para lograrlo, será necesario un esfuerzo colectivo en todo el sector del transporte y es a través de una colaboración como ésta como podemos responder al reto más fundamental de nuestro tiempo: la emergencia climática".

Los autobuses eléctricos se incorporarán a la flota de Stagecoach Bluebird y estarán plenamente operativos en las rutas de autobús a principios de 2022.