El aeropuerto de Glasgow inicia proyectos de restauración del ecosistema

El centro va a financiar dos proyectos para mejorar el acceso público y restaurar los hábitats naturales

En el aeropuerto de Glasgow se han puesto en marcha dos proyectos de restauración del ecosistema, que prevén mejorar el acceso del público a las reservas naturales que rodean el centro de operaciones.

Uno de los proyectos se basa en la reserva natural de Paisley Moss, que discurre junto a los carriles para bicicletas y paseos junto a la valla del aeropuerto. Esta zona es el hogar de muchos animales y plantas, y está formada por estanques, carrizos y juncales.

Glasgow Airport
Photo Wiki Commons/Pictureguy20

A lo largo de este sendero natural, hay una pasarela de madera que está dañada y, por tanto, no es segura para caminar. El aeropuerto tiene previsto invertir 3.000 libras esterlinas en su reparación para que los visitantes puedan acceder a la reserva.

Kirsty Webster, responsable de sostenibilidad del aeropuerto de Glasgow, cree que el centro se encuentra en una "posición única y privilegiada" al poder albergar varios hábitats naturales.

Y añadió: "A menudo se ha dicho que la biodiversidad y la aviación no pueden ir de la mano, pero no es así. Aunque tenemos que asegurarnos de mantener nuestros terrenos para garantizar la seguridad de las aeronaves, las plantas que atraen a los insectos y las flores silvestres son una forma estupenda de poder restaurar y proteger nuestros ecosistemas locales al tiempo que gestionamos las operaciones de vuelo de forma responsable".

La segunda iniciativa -situada en Greenock Road, cerca del centro de operaciones escocés- se centra en la necesidad de limpiar y restaurar el hábitat natural de los alrededores, que se ha utilizado como lugar de vertido de basura.

El aeropuerto de Glasgow aportará 10.000 libras esterlinas para restaurar las zonas dañadas, lo que incluye la limpieza de los materiales de desecho, la construcción de bancos de escarabajos y la mejora de la calidad del suelo.