El aeropuerto de Haneda introduce la tecnología biométrica

El proyecto, llevado a cabo por Collins Aerospace, tiene como objetivo promover las soluciones sin contacto al tiempo que se agilizan los trámites de los pasajeros

El aeropuerto de Tokio/Haneda ha implantado una nueva tecnología biométrica -el ARINC SelfPass- desarrollada e implantada por Collins Aerospace.

Su objetivo es ayudar a agilizar los procesos de los pasajeros mediante un contacto reducido.

Haneda Airport
Photo Haneda Airport - Wiki Commons/ScribblingGeek

Nuestro sistema "Face Express" permitirá a los pasajeros pasar de forma eficiente por los procedimientos del aeropuerto (entrega de equipaje, entrada al control de seguridad, puerta de embarque) utilizando el reconocimiento facial, eliminando la molestia de tener que mostrar el pasaporte y la tarjeta de embarque", dijo Shoichi Ohashi, director del departamento de instalaciones de Tokyo International Corporation.

Rakan Khaled, vicepresidente de sistemas aeroportuarios de Collins, añadió: "Nuestra solución biométrica ARINC SelfPass en el aeropuerto de Tokio Haneda agiliza el procesamiento de los pasajeros al tiempo que mejora la eficiencia y la seguridad del aeropuerto. A pesar del difícil entorno de la pandemia, hemos sido capaces de gestionar el personal y los proveedores para garantizar una entrega sin problemas de la solución."

El proyecto ha implantado un total de 98 quioscos de autofacturación, 30 mostradores de registro biométrico, 104 dispositivos para la autodepósito de bolsas, 17 puertas de seguridad que utilizan el reconocimiento facial, así como 42 puertas de embarque automatizadas que utilizan la misma tecnología.

Collins Aerospace es una filial de Raytheon Technologies, una organización aeroespacial y de defensa estadounidense situada en Massachusetts.