El volumen de tráfico aéreo en Alemania va ganando altura poco a poco

En 2021, DFS, el proveedor de servicios de navegación aérea alemán, registró un total de 1,67 millones de vuelos bajo reglas de vuelo por instrumentos, lo que supone más que el año anterior, pero solo la mitad que en 2019.

Los volúmenes de tráfico aéreo en Alemania están protagonizando una remontada. Tras el fuerte descenso de 2020 -la DFS registró menos vuelos que nunca en su historia, con 1,46 millones de vuelos-, 2021 mostró un ligero aumento. Se produjeron 1,67 millones de despegues, aterrizajes y sobrevuelos en el segundo año de la pandemia COVID-19. Esto supone algo más de un 14% más que en el año anterior. Sin embargo, en comparación con el nivel anterior a la pandemia, esto sigue representando un descenso de alrededor del 50%. La última vez que se registró un volumen de tráfico tan bajo fue a principios de los años 90.

En general, el año 2021 fue mixto. Tras un comienzo débil, el volumen de tráfico aumentó significativamente hacia la mitad del año. En particular, entre julio y octubre se registraron avances significativos, superando en cada caso las cifras del mes anterior. Octubre fue el mes más activo del año, con más de 208.000 vuelos. Ni siquiera el descenso anual experimentado cada noviembre fue tan fuerte como de costumbre, con un volumen que se redujo a unos 175.000 vuelos. En diciembre, la DFS registró unos 174.713 vuelos. Se trata de algo menos de una cuarta parte por debajo del nivel de diciembre de 2019.

"La pandemia aún está lejos de terminar"

"Esta evolución refleja el patrón típico que se observa cada año", dijo Arndt Schoenemann, director general de DFS. "Pero también muestra que la pandemia está lejos de terminar. Por eso, en DFS asumimos que probablemente no volveremos a alcanzar el nivel prepandémico hasta 2025."

La variante Omicron del coronavirus, que se está extendiendo, está causando cada vez más problemas a la aviación. En Estados Unidos y China, las compañías aéreas tuvieron que cancelar varios miles de vuelos durante las vacaciones de Navidad porque los pilotos, auxiliares de vuelo y otros empleados se declararon enfermos o estuvieron en cuarentena.

Los aeropuertos de carga se encogen de hombros ante la crisis

La recuperación en los 15 aeropuertos internacionales designados de Alemania fue aún más lenta que en el espacio aéreo alemán. Aquí, en 2021, se produjeron un total de unos 962.000 despegues y aterrizajes, un 55% menos que en 2019.

El panorama en los aeropuertos individuales ya es familiar. Los aeropuertos con una alta proporción de tráfico de carga se ven considerablemente menos afectados por la disminución del tráfico que los aeropuertos de pasajeros. En el aeropuerto de Leipzig Halle, donde predomina la carga, los volúmenes de tráfico en 2021 casi alcanzaron el nivel anterior a la pandemia (alrededor de 74.000 vuelos, -2,2 por ciento), mientras que los volúmenes del aeropuerto de Colonia Bonn fueron alrededor de un 37 por ciento inferiores a las cifras de 2019.

El aeropuerto más concurrido, con unos 260.000 despegues y aterrizajes, fue el de Fráncfort (-50%), seguido de Múnich (unos 150.000, -64%) y Berlín (unos 100.000, -64%).