Enaire e Indra lanzarán satélites para mejorar la ATM

Tras una fase de validación, Startical desplegará una red de más de 200 pequeños satélites a baja altura para mejorar la gestión del tráfico aéreo con una visión de servicio global sobre todo el planeta.

La constitución de Startical, nombre de la sociedad constituida por Enaire e Indra para el desarrollo de este proyecto satelital, ha sido aprobada por el Consejo de Ministros y permitirá a España posicionarse en el sector de la prestación por satélite de servicios globales de navegación aérea.

La nueva asociación tiene como objetivo el desarrollo y puesta en órbita de una plataforma satelital que ampliará la cobertura de vigilancia y comunicación de aeronaves, especialmente a vastas regiones oceánicas y zonas remotas que no están cubiertas por los sistemas de navegación aérea terrestres.

Junto con sus servicios de vigilancia de la posición de las aeronaves (ADS-B), Startical será la primera plataforma satelital para la navegación aérea que incluirá un sistema de radiocomunicación VHF entre el controlador y el piloto de acuerdo con las normas aeronáuticas, lo que constituye un factor diferenciador respecto a iniciativas similares. Se trata, por tanto, de un proyecto pionero en todo el mundo, que ofrece vigilancia y comunicación integradas.

Estos nuevos servicios aumentarán la seguridad, la capacidad, la eficiencia y la puntualidad de los vuelos, con claros beneficios tanto para las aerolíneas como para los pasajeros. Además, esta nueva tecnología será aplicable a otros medios de transporte.

Los nuevos servicios de vigilancia y comunicación de voz y datos en zonas de baja cobertura promoverán también la creación de nuevas rutas, reduciendo así los costes y las emisiones. En concreto, se espera que Startical reduzca las emisiones globales de CO2 a la atmósfera en al menos 13 millones de toneladas al año de aquí a 2030.

Además, esta mejora en la fiabilidad de la información y la optimización de los servicios de navegación aérea contribuirá a liberar espacio aéreo en zonas congestionadas, facilitando el trabajo de los controladores aéreos y dando lugar a vuelos más eficientes, puntuales e incluso más seguros.

El proyecto de Enaire e Indra se desarrollará en dos fases. En la primera, de 2021 a 2023, se abordarán los desarrollos técnicos necesarios para garantizar la viabilidad de la solución y se tratarán los aspectos normativos y de mercado. Una vez concluida con éxito esta primera fase, según los planes de ambas compañías, una segunda fase, que se desarrollará entre 2024 y 2027, implementará la prestación de estos servicios a escala global, con el despliegue de la constelación completa.

La inversión máxima prevista para la primera fase asciende a 29,2 millones de euros a lo largo del trienio, con una aportación de cada socio de hasta 9,95 millones de euros, que puede variar en función de la obtención de fondos europeos Next Generation y Horizon / SESAR.

Startical utilizará satélites pequeños, que son más fáciles de fabricar y mantener que los convencionales, lo que supone ventajas adicionales. Basado en el concepto New Space, la renovación de toda la constelación cada cinco años de media permitirá ciclos de mejora y actualización tecnológica mucho más rápidos que los de una constelación tradicional, cuya renovación puede durar 15 años.

Un proyecto tecnológico clave, impulsor y generador de empleo

Enaire e Indra estiman que el éxito de Startical tendrá un "efecto arrastre" muy positivo en la industria tecnológica española y generará empleo de alta calidad y valor añadido. De hecho, el desarrollo de este proyecto supondrá la creación de entre 1.440 y 1.550 puestos de trabajo: 240 trabajadores directos de alta cualificación, entre 500 y 550 trabajadores indirectos y entre 700 y 760 empleos vinculados. Esta cifra podría triplicarse a medio plazo, llegando a los 4.500 empleos.

La empresa creada por Enaire e Indra pretende convertirse en un proveedor líder mundial de tecnología de gestión del tráfico aéreo en el segmento de los satélites, y en un líder del mercado de servicios de vigilancia por satélite y de comunicación de voz y datos.

Startical ofrecerá soluciones tecnológicas de última generación y altamente diferenciadas en comunicación satélite a satélite con capacidades avanzadas de Inteligencia Artificial y Big Data. En este sentido, proporcionará a los gestores de la navegación aérea una mejor cobertura de información y comunicación, multiplicando así la eficiencia y la puntualidad de los vuelos, al tiempo que se reduce considerablemente su impacto medioambiental y se mantienen los más altos niveles de seguridad.

La unión de Enaire e Indra es una demostración de la capacidad tecnológica, operativa e innovadora de ambas compañías para poner en marcha una iniciativa de vanguardia y de carácter nacional, gracias a la cual España co-lidera la gestión del espacio aéreo, con una visión de prestación de servicios globales en un modelo de colaboración.

El proyecto de Enaire e Indra supone un hito en la colaboración público-privada y contribuirá a la transformación digital y a la transición ecológica del modelo productivo español, permitiendo al país posicionarse en el sector espacial aplicado a la movilidad aérea como buque insignia de las multiconstelaciones en la era del Nuevo Espacio. Asimismo, es una iniciativa que facilita la autonomía estratégica nacional y europea en el futuro en un sector tan clave como el de las constelaciones de satélites.

Ambos socios tecnológicos consideran que una constelación de este tamaño y cobertura global generará un "efecto llamada" en el desarrollo tecnológico e industrial, aportando beneficios a la economía y a la sociedad en su conjunto. En este sentido, creen que Startical constituye una oportunidad única para la industria aeroespacial, así como para otras industrias, y tendrá también un efecto positivo en la interacción entre las universidades, el progreso tecnológico y la industria, promoviendo mayores espacios de colaboración.

El proyecto está plenamente alineado con España Puede, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno, con la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030 del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), y con el plan estratégico de ENAIRE (Plan Vuelo 2025).

Enaire e Indra, en la carrera espacial

Startical nace con la unión de la experiencia de Enaire e Indra en la nueva carrera espacial. Enaire es el cuarto gestor nacional de navegación aérea en Europa por volumen de tráfico y uno de los diez mayores controladores aéreos del mundo. ENAIRE gestiona uno de los mayores espacios aéreos de Europa: 2.190.000 kilómetros cuadrados, y es reconocida internacionalmente por estar constantemente a la vanguardia en el uso de tecnologías y soluciones en su área de actividad. En 2019, gestionó 2,1 millones de vuelos desde y hacia cuatro continentes (Europa, América, Asia y África), transportando a 320 millones de pasajeros.

En cuanto a Indra, es una empresa líder en el desarrollo de sistemas de gestión de tráfico aéreo. Su tecnología está presente en más de 200 centros de control, más de 1.700 sistemas de aterrizaje y más de 400 radares en 176 países. Además, más del 85% de los pasajeros del mundo viajan haciendo uso de la tecnología de Indra ATM en cualquier momento del vuelo. Cuenta con soluciones de última generación para la gestión automatizada del tráfico aéreo, comunicaciones, sistemas de navegación y aterrizaje seguros, soluciones de vigilancia, sistemas de información y sistema de gestión de tráfico no tripulado. Además, Indra aporta un amplio abanico de conocimientos y capacidades tecnológicas relacionadas necesarias para llevar a cabo un proyecto de estas características, como su dominio de tecnologías relacionadas con el espacio, la ingeniería de sistemas, las tecnologías de la comunicación, la digitalización, el Big Data, la Inteligencia Artificial y la Analítica, entre otras.