IATA: el número de pasajeros se recuperará en 2024

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) prevé que el número total de viajeros alcance los 4.000 millones en 2024, superando los niveles anteriores a la crisis de la COVID-19.

Las expectativas sobre la forma de la recuperación a corto plazo han cambiado ligeramente, reflejando la evolución de las restricciones de viaje impuestas por los gobiernos en algunos mercados. Sin embargo, el panorama general presentado en la última actualización de las previsiones a largo plazo de la IATA no varía con respecto a lo que se esperaba en noviembre, antes de la difusión de la variante Omicron. "La trayectoria de la recuperación del número de pasajeros desde el COVID-19 no ha cambiado por la variante Omicron. La gente quiere viajar. Y cuando se levantan las restricciones de viaje, vuelven a los cielos.

"Todavía queda mucho camino por recorrer para llegar a una situación normal, pero la previsión de la evolución del número de pasajeros da buenas razones para ser optimistas", dijo el director general de la IATA, Willie Walsh.

Según la actualización de febrero de las previsiones a largo plazo, en 2021 el número total de viajeros era el 47% de los niveles de 2019. Se espera que esta cifra mejore hasta el 83% en 2022, el 94% en 2023, el 103% en 2024 y el 111% en 2025. La IATA también informó de que en 2021, el número de viajeros internacionales era el 27% de los niveles de 2019. Se espera que esta cifra mejore hasta el 69% en 2022, el 82% en 2023, el 92% en 2024 y el 101% en 2025.

Las cifras de la IATA muestran que las perspectivas de evolución del número de viajeros nacionales son ligeramente más pesimistas que en noviembre. Mientras que los mercados nacionales de Estados Unidos y Rusia se han recuperado, no ocurre lo mismo con los otros grandes mercados nacionales de China, Canadá, Japón y Australia. "Los mayores y más inmediatos impulsores del número de pasajeros son las restricciones que los gobiernos imponen a los viajes. Afortunadamente, cada vez más gobiernos han comprendido que las restricciones a los viajes tienen poco o ningún impacto a largo plazo en la propagación de un virus. Y las dificultades económicas y sociales causadas por un beneficio muy limitado ya no son aceptables en un número creciente de mercados. En consecuencia, la eliminación progresiva de las restricciones está dando un impulso muy necesario a las perspectivas de viaje", dijo Walsh.

La IATA reiteró su llamamiento a la eliminación de todas las barreras para viajar (incluidas la cuarentena y las pruebas) para quienes estén totalmente vacunados con una vacuna aprobada por la OMS y la supresión de las pruebas de antígenos previas a la salida para permitir que los viajeros no vacunados viajen sin cuarentena. También pedía -de nuevo- que se acelerara la flexibilización de las restricciones de viaje, reconociendo que los viajeros no suponen un riesgo de propagación de COVID-19 mayor que el que ya existe en la población general.

La previsión no calcula el impacto del conflicto entre Rusia y Ucrania, subrayó la IATA.