JetBlue avanza en el proyecto de la gran terminal del aeropuerto JFK

El nuevo edificio de la Terminal 6 se integrará a la perfección con la actual Terminal 5 de la aerolínea, al tiempo que ampliará su superficie en el lado norte del aeropuerto

JetBlue reforzará su compromiso con Nueva York acelerando los planes de ampliación de su emblemática terminal en el aeropuerto internacional John F. Kennedy (JFK).

Tras una profunda revisión y un proceso de licitación, la compañía aérea también mantendrá su sede en la ciudad cuando su actual contrato de alquiler de oficinas expire en 2023.

Con un coste de 3.900 millones de dólares, el proyecto sustituirá a las instalaciones existentes y estará diseñado para albergar puertas de embarque tanto de fuselaje ancho como de fuselaje estrecho. La infraestructura de 1,2 millones de pies cuadrados contará también con salas de facturación y espacios de llegada.

JetBlue Airways
Photo JetBlue

Se llevarán a cabo mejoras críticas en las vías de comunicación del emplazamiento para optimizar el flujo de tráfico y el acceso al transporte, al tiempo que se incorporarán los últimos avances en materia de sostenibilidad y seguridad.

Por su parte, JetBlue tiene previsto superar su actual espacio en la histórica Terminal Aérea Marina del aeropuerto de LaGuardia y trasladarse a la recién inaugurada Terminal B del hub en 2022.

El operador pretende crear más de 1.800 puestos de trabajo en las puertas de entrada a Nueva York añadiendo nuevos vuelos y destinos, en el marco de su alianza noreste con American Airlines.

"Nos propusimos apoyar la visión del gobernador de modernizar el JFK para convertirlo en un aeropuerto de categoría mundial", dijo Robin Hayes, director ejecutivo de JetBlue, "La terminal 5 ha sido un gran éxito, y estamos muy contentos de tener la oportunidad de ampliar nuestra presencia con nuevas puertas en una nueva terminal. El equipo que está llevando a cabo este proyecto se ha propuesto desarrollar una terminal de la que los neoyorquinos puedan estar orgullosos."

Y añadió: "Algunos llaman a Nueva York la Gran Manzana. Otros la llaman el centro del universo. En JetBlue, la llamamos hogar. Nuestra marca y cultura únicas han sido acogidas por millones de neoyorquinos durante más de dos décadas, y seguimos comprometidos a ayudar a sacar a esta emblemática ciudad de una de las mayores crisis a las que se ha enfrentado.