La subida de las tasas aeroportuarias españolas podría dificultar la recuperación, según la IATA

Los planes de AENA de aumentar las tarifas de los clientes han sido declarados "irresponsables" por el director general de la asociación

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha advertido que las propuestas presentadas por el operador aeroportuario, AENA, para aumentar las tasas de los usuarios en 46 aeropuertos de toda España podrían afectar a la recuperación económica y del empleo del país tras la pandemia.

Los planes se han presentado a la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) para su aprobación, e incluyen la solicitud de aumentar las tasas en un 5,5% durante los próximos cinco años. La IATA argumenta que esto también permitiría recuperar los ingresos perdidos por servicios que nunca estuvieron en funcionamiento o a los que las aerolíneas no pudieron acceder.

AENA
Photo AENA

"Todo el sector de la aviación está en crisis. Todo el mundo necesita reducir costes y mejorar la eficiencia para reparar el daño financiero de la COVID-19", dijo Willie Walsh, director general de la IATA. "Tras analizar la situación de AENA, las compañías aéreas creen que ésta podría reducir sus tarifas en un 4%. Por lo tanto, proponer trasladar la carga de la recuperación financiera a los clientes con un aumento del 5,5% es poco menos que irresponsable. La DGAC debería rechazar inmediatamente la petición y ordenar a AENA que trabaje con las aerolíneas en un plan de recuperación mutuamente acordado".

Antes de la pandemia, la operadora anunció que obtuvo 2.590 millones de euros (2.230 millones de libras) en dividendos entre 2017 y 2019. Por lo tanto, se ha especulado que la compañía tiene varias opciones disponibles para ayudar a cubrir sus dificultades financieras.

Walsh continúa: "[AENA] tiene una excelente calificación crediticia para acceder a la financiación. Sus accionistas han sido bien recompensados y ahora deben compartir parte del dolor. Y, como el resto del sector, debe buscar la eficiencia operativa para reducir los costes, que no son en absoluto los más baratos de Europa".

La IATA cree que un sector de la aviación sano consistirá en que todas las partes reduzcan los costes para los clientes. El número de pasajeros cayó un 76% en 2020 y no se espera que se recupere del todo hasta dentro de tres años.

Además, el número de destinos con enlaces directos a España se redujo de 1.800 a 234 el año pasado, con una pérdida de más de 1,1 millones de empleos.

"El Gobierno español está buscando activamente la apertura de las fronteras y la reanudación del transporte aéreo. AENA tiene que contribuir a ese esfuerzo, no erigir una barrera miope e interesada", concluye Walsh.