La TSA amplía la obligación de llevar mascarilla en los aeropuertos de EE.UU.

Mantener la seguridad de los viajeros es crucial mientras el programa de vacunación sigue surtiendo efecto

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) de EE.UU. ha anunciado que prorroga hasta el 13 de septiembre la obligación de llevar mascarilla en todas las redes de transporte de EE.UU., incluidos los aeropuertos, los aviones comerciales y los sistemas de autobuses y trenes.

Inicialmente, la norma entró en vigor el 1 de febrero, donde se esperaba que se levantara el 11 de mayo.

Pixabay/geraldfriedrich2
Photo Pixabay/geraldfriedrich2

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han declarado recientemente que los viajeros que se hayan vacunado ya pueden desplazarse por Estados Unidos. Sin embargo, sigue siendo necesario llevar una mascarilla, mantener el distanciamiento social y lavarse las manos con regularidad.

Se ha establecido una sanción de 250 dólares (180 libras) para quienes no sigan la normativa.

Darby LaJoye, el alto funcionario que desempeña las funciones de administrador de la TSA, dijo: "El requisito federal de la máscara en todo el sistema de transporte pretende minimizar la propagación del COVID-19 en el transporte público. En este momento, cerca de la mitad de los adultos se han vacunado al menos una vez, y las máscaras siguen siendo una herramienta importante para derrotar esta pandemia. Seguiremos colaborando estrechamente con los CDC para evaluar la necesidad de estas directivas y reconocemos el importante nivel de cumplimiento que ha habido hasta ahora".

En los puestos de control de transporte de todo el país, los agentes de seguridad están obligados a llevar la cara cubierta y guantes. También hay barreras acrílicas y equipos de tomografía computarizada para reducir la necesidad de contacto físico