Los controladores aéreos de HIAL van a la huelga por los planes de centralización

El movimiento se ha creado para oponerse al programa de la empresa de centralizar los servicios en Inverness

Los controladores aéreos de los aeropuertos de Lewis, Orkney y Shetland están llamados a la huelga por los planes de centralización de los servicios.

El operador, Highlands and Islands Airports (HIAL), tiene previsto implantar una nueva tecnología que permita realizar estas operaciones desde unas instalaciones en Inverness.

Se ha sugerido que, si esta medida sigue adelante, podrían eliminarse puestos de trabajo de gran valor en comunidades remotas, lo que, según los opositores, tendrá un fuerte impacto en las economías locales si los empleados se ven obligados a trasladarse.

Inverness Airport
Photo Geograph/Bill Boaden

Para oponerse a esta propuesta, el sindicato Prospect -el organismo que representa a los trabajadores del control del tráfico aéreo en las instalaciones- ha organizado una jornada de huelga que tendrá lugar el 29 de julio.

David Avery, negociador de Prospect, considera que los empleados de HIAL se han visto "forzados a esta escalada de acción industrial para proteger a las comunidades a las que sirven", ya que estas deliberaciones llevan en marcha desde enero.

Según el sindicato, los ministros escoceses se han negado a dirigirse a las comunidades implicadas en relación con el impacto de este proyecto.

Avery continúa: "El Gobierno escocés tiene el poder de intervenir en este debate, pero el ministro ni siquiera se ha tomado la molestia de reunirse con los ayuntamientos implicados para discutir el impacto del proyecto de las torres remotas. Desde entonces se ha producido la extraña situación de que el ministro británico Michael Gove discutiera el asunto con el Comhairle nan Eilean Siar [Consejo de las Islas Occidentales] mientras el ministro se niega.

"Los miembros de Prospect no son reacios al cambio, pero tiene que hacerse de forma que se mantengan los puestos de trabajo y las competencias en las comunidades remotas. HIAL tiene que detener estos planes ahora para que nuestros miembros puedan seguir con sus trabajos".

Inglis Lyon, director general de HIAL, declaró que la empresa está "extremadamente decepcionada" por los planes de huelga.

Esta acción causará más trastornos e inconvenientes a los pasajeros en un momento tan crucial para las comunidades de las Highlands y las Islas. También tendrá un impacto en el sector de la aviación que les sirve y que está tratando de recuperarse tras lo peor de la pandemia.

"Dada la respuesta positiva de Prospect a las políticas relacionadas con el proyecto de modernización, esto es una amarga decepción. Pedimos que Prospect trabaje con HIAL para completar el trabajo político antes de considerar la acción de huelga y que se reúna con HIAL en el ínterin para acordar cómo podría suceder esto".