NATS consigue la ampliación del contrato de Heathrow por 5 años

NATS y Heathrow han tenido una larga y exitosa relación, trabajando juntos para operar el aeropuerto de doble pista más ocupado y eficiente del mundo antes del impacto de la pandemia de Covid.

En 2019, Heathrow era el séptimo aeropuerto más activo del mundo en términos de número de pasajeros, viendo regularmente más de 1.300 movimientos de tráfico aéreo diarios. Un año después y esa cifra había caído a solo 134, ya que los países cerraron sus fronteras para controlar la propagación del virus.

Ante una caída tan dramática, NATS volcó su experiencia operativa en trabajar con el aeropuerto para entender cuándo cerrar y reabrir sus puestos, terminales y pistas. Ese análisis ayudó a mantener los costes lo más bajos posible, a la vez que garantizaba que el aeropuerto siguiera abierto para los vuelos médicos, de carga y de vacunas vitales que lo necesitaban.

Kathryn Leahy, Directora de Operaciones de Heathrow, declaró: "Estamos deseando continuar con esta colaboración mientras Heathrow se recupera del periodo más difícil de la historia del aeropuerto. NATS se adaptó rápidamente cuando dos de las pistas más concurridas del mundo quedaron prácticamente paralizadas por la pandemia, y estamos encantados de trabajar con sus equipos y aprovechar las últimas tecnologías, para garantizar que nuestro aeropuerto sea aún más eficiente y resistente a medida que modernizamos nuestro espacio aéreo."

Guy Adams, Director Comercial de NATS, añadió: Los últimos 18 meses han sido increíblemente difíciles, pero a través de esa adversidad creo que nuestra relación ha salido aún más fortalecida y estoy encantado de que Heathrow siga confiando en nosotros. La prórroga del contrato nos permitirá seguir trabajando juntos mientras el sector se recupera de Covid, y tratamos de ayudar al aeropuerto a volver a los niveles de tráfico y rendimiento anteriores a la pandemia".

Tradicionalmente programados al 98% de su capacidad, NATS y Heathrow tienen un historial de colaboración para mejorar el rendimiento operativo y la resistencia. En 2015, las llegadas a Heathrow se convirtieron en las primeras del mundo en estar separadas por intervalos calculados dinámicamente en función del tiempo, en lugar de las tradicionales distancias establecidas. Este cambio redujo los retrasos relacionados con el viento en contra en un 62%, mejorando el rendimiento en tiempo y reduciendo el consumo de combustible y las emisiones de CO2 de las aerolíneas.

Adams continúa: "Estamos entusiasmados con la posibilidad de llevar a cabo nuevos proyectos significativos e innovadores con el aeropuerto, incluida la inversión en tecnología de torre digital como parte de una nueva instalación de contingencia".

El contrato ampliado es entre Heathrow Airport Ltd y NATS Services Ltd.