Newcastle International se dispone a presentar sus planes de parque solar

El aeropuerto tiene previsto convertirse en un centro de emisiones netas cero para 2035, con planes para construir la nueva instalación entre 2022 y 2035

El Aeropuerto Internacional de Newcastle ha anunciado sus planes de presentar una solicitud para construir un parque solar en los terrenos del centro.

La instalación también ha puesto en marcha un proceso de información pública para recabar opiniones sobre las propuestas, lo que permite a los residentes locales y a las partes interesadas realizar una aportación antes de la presentación.

Newcastle International Airport
Photo Newcastle International Airport 

En enero del año pasado, el aeropuerto dio a conocer su hoja de ruta, en la que se esbozaban las estrategias para convertirse en una empresa de emisiones netas cero para 2035. Se adelanta así a la mayoría de los aeropuertos europeos, que pretenden alcanzar este objetivo para 2050.

La capacidad de Newcastle International para generar energía renovable se consideró un factor clave para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad.

"El proyecto de la granja solar es una parte clave de nuestra estrategia Net Zero, que nos permite generar nuestra propia energía renovable y contribuir a los objetivos Net Zero del gobierno y a la estrategia Carbon Net Zero 2030 de la ciudad de Newcastle", dijo Nick Jones, director ejecutivo del Aeropuerto Internacional de Newcastle.

"Estamos seguros de que el proyecto propuesto tendrá un impacto limitado en las comunidades circundantes. Hemos añadido una plantación adicional de árboles para proteger la vista del parque solar de las carreteras circundantes y los derechos de paso públicos, y hemos trabajado con un equipo medioambiental especializado para garantizar que el impacto ecológico del proyecto sea mínimo y que se consiga una ganancia neta de biodiversidad".

Si se aprueba el parque solar, se construirá en cuatro fases entre 2022 y 2035. Se espera que sea capaz de producir hasta 16 MW de electricidad y que cubra el 100% de las necesidades eléctricas del aeropuerto.

El proyecto también utilizará baterías para almacenar el exceso de energía que se utilizará por la noche y en los días de menos sol.