Niza ofrece la posibilidad de facturar sin contacto

El aeropuerto de Niza-Costa Azul y sus socios han desarrollado una solución sin contacto para que los pasajeros no tengan que tocar los quioscos de autofacturación.

El 6 de diciembre comenzará un periodo de prueba de dos meses para el nuevo sistema. La innovadora solución permitirá a los pasajeros manejar los quioscos de autofacturación con sus smartphones. Para facturar, los pasajeros tienen que escanear un código QR que aparece en la pantalla para controlar el proceso de facturación a distancia, incluyendo la selección de la aerolínea y el vuelo, los métodos de facturación de pasajeros y equipaje, y la impresión de tarjetas de embarque y etiquetas de equipaje.

El quiosco reconoce el smartphone a través de una conexión Wi-Fi activada por el código QR. A continuación, el quiosco se "bloquea" para que sólo el usuario pueda controlarlo. Si el pasajero no interactúa con él durante 20 segundos o si se aleja demasiado sin completar la operación, el quiosco la cancela y vuelve a estar disponible. Esto significa que un segundo pasajero no puede hacerse cargo de un proceso que ha iniciado el primero.

La prueba es el resultado de la colaboración entre los servicios técnicos e informáticos del aeropuerto y los de su socio, Easier.

Franck Goldnadel, presidente del consejo de administración de Aéroports de la Côte d'Azur, ha declarado: "Junto a la mejora de la filtración del aire en nuestras terminales, se siguen respetando las condiciones de prevención. Esta medida adicional contribuirá a reducir el riesgo de propagación del virus.

"Creemos que la protección de la salud de los pasajeros seguirá siendo una consideración clave para el transporte aéreo en el futuro, y tenemos la intención de hacer todo lo posible para que los pasajeros, el personal de tierra, la tripulación de vuelo y todos los que trabajan en nuestro aeropuerto se sientan seguros".