TAV asume el control de las operaciones del aeropuerto de Almaty

La principal instalación de aviación de Kazajstán duplicará su capacidad con una inversión de 200 millones de dólares

TAV Airports, miembro del Grupo ADP, se ha hecho cargo de las operaciones en Almaty, el centro de operaciones más activo de Kazajistán.

La empresa turca es ahora propietaria del 85% de la base, junto con las empresas de combustible y restauración asociadas. El Fondo de Infraestructuras de Kazajstán, gestionado por la empresa de activos de mercado VPE Capital y apoyado por Kazyna Capital Management, es el titular del 15% restante.

Este es el primer emplazamiento que posee TAV de su cartera de 15 aeropuertos.

TAV Airports
Photo TAV Airports 

"La misión de Kazyna Capital Management es promover el desarrollo económico sostenible en la República de Kazajstán, y este proyecto hace precisamente eso, a gran escala", dijo Ainur Kuatova, director ejecutivo de Kazyna Capital Management, "Estamos orgullosos de formar parte de este proyecto que marca un hito y que aporta más de 600 millones de dólares de capital extranjero junto con la experiencia internacional en un activo de infraestructura clave. Por cada dólar que invierte KCM, los socios extranjeros invierten más de 20".

Almaty está situada en un punto importante de la antigua Ruta de la Seda, por lo que es un punto estratégico para el proyecto "One Belt One Road", que conecta el centro de China con Asia Occidental, Europa y África.

Sani Sener, presidente y director general de TAV, cree que el aeropuerto tiene un "importante potencial de crecimiento".

Dijo: "Como parte del mayor grupo de gestión aeroportuaria del mundo, promocionaremos Almaty y Kazajstán como capital de negocios de la región, como país con un rico patrimonio cultural y diversas oportunidades turísticas. Nuestra experiencia en el desarrollo de rutas ayudará a aumentar la conectividad de Almaty con el mundo. Como ejemplo, en Georgia duplicamos el número de destinos y multiplicamos por siete el tráfico de pasajeros en una década".

El hub más transitado de Asia Central es también el líder en desarrollo económico, generando alrededor del 60% del PIB de la región.

En 2019, el aeropuerto atendió a 6,4 millones de pasajeros, lo que supone un aumento del 13% respecto al año anterior. A pesar de las caídas de tráfico a lo largo de 2020 debido a Covid-19, la base siguió obteniendo beneficios netos.

Con planes para duplicar la capacidad de la instalación hasta los 14 millones de clientes anuales, se espera que la inversión se complete en los próximos tres años.