Última llamada

Yannick Beunardeau es vicepresidente de tecnología aeroportuaria para la región EMEA de Amadeus, una de las diez empresas de tecnología de viajes más importantes del mundo. En este artículo, comparte su opinión sobre el sector aeroportuario actual y considera cómo la actual pandemia de coronavirus ha impulsado la relación de los aeropuertos con la nube

img_42-4.jpg

¿Cuál es el mayor reto al que se enfrentan los aeropuertos hoy en día?

La incertidumbre en torno a las restricciones de viaje, así como la necesidad de mantener la seguridad y la sostenibilidad de los viajes en el contexto de la pandemia de COVID-19, sigue afectando a los aeropuertos de todo el mundo. La pandemia ha obligado a los aeropuertos a adaptar los procesos de los pasajeros y de los vuelos con unos niveles de respuesta y flexibilidad que el sector no había necesitado antes. La atención se centra ahora en un futuro basado en la tecnología, en el que la nube y la inteligencia artificial se combinan para ofrecer nuevos niveles de colaboración y eficiencia entre todos los agentes implicados en el aeropuerto, y en el que la sostenibilidad pasa a primer plano.

¿Cómo puede abordarse?

Las innovaciones tecnológicas creadas específicamente con el aeropuerto en mente serán la clave para superar este reto. Ya hemos visto un cambio definitivo hacia las tecnologías sin contacto en un momento en el que el control fronterizo se ha vuelto más lento y es esencial mantener el distanciamiento social y minimizar el contacto físico. La biometría sigue implantándose en los aeropuertos de todo el mundo, y la tecnología centrada en el autoservicio está ayudando a mantener la seguridad de los pasajeros cuando surcan los cielos. En cuanto a las operaciones, prevemos un mayor intercambio de datos en la nube entre las aerolíneas, los aeropuertos y el control del tráfico aéreo, lo que permitirá optimizar mejor los recursos y mejorar considerablemente la gestión de las interrupciones.

¿Qué ha aprendido el sector aeroportuario de la pandemia?

La pandemia ha establecido una clara distinción entre el enfoque tradicional de las TI en las instalaciones y la computación en nube. Un aeropuerto no puede cerrar una terminal fácilmente si tarda meses en aprovisionar una red para trasladar los mostradores de servicio de las aerolíneas. El despliegue de la biometría no es sencillo en las instalaciones. Incluso completar un proyecto de TI durante COVID-19 ha sido mucho más fácil con la nube. Hemos trabajado con aeropuertos de todo el mundo para completar las actualizaciones sin que nuestros ingenieros tuvieran que estar in situ. La nube es la base moderna que necesitan los aeropuertos para transformarse rápidamente y beneficiarse de las nuevas innovaciones, como la IA y la biometría.

Como profesional de las tecnologías de la información en los aeropuertos, ¿qué ha aprendido?

En Amadeus somos conscientes de que ayudar a un aeropuerto a alcanzar su potencial utilizando la tecnología es probablemente solo el 50% de la tecnología subyacente. La otra mitad de la ecuación es una visión clara que las partes interesadas puedan acordar y apoyar. Un enfoque colaborativo de la transformación es una necesidad absoluta en el entorno aeroportuario moderno.

¿Qué es lo que más le gustaría ver en el sector aeroportuario?

Me gustaría que los aeropuertos y los pasajeros de todo el mundo se beneficiaran de la experiencia biométrica completa de los pasajeros. En Amadeus, implantamos el primer ejemplo de esto en Japón, en el Aeropuerto Internacional de Narita, Tokio, en 2021. El aumento de la velocidad y la eficiencia, junto con la mejora de la comodidad, la higiene y la seguridad, contribuirán a aumentar la confianza de los pasajeros y ayudarán a la recuperación del sector. También me gustaría que las estrategias de recuperación se centraran en la sostenibilidad y en vías claras de reducción del carbono. Ambos son modelos que esperamos que muchos aeropuertos consideren en 2022. IA

img_42-6.jpg
Los productos aeroportuarios desarrollados por Amadeus incluyen soluciones en la nube y facturación fuera del aeropuerto
Amadeus