Boeing y Alaska Airlines prueban Inmarsat IRIS

Inmarsat ha anunciado su participación en el programa Boeing ecoDemonstrator de este año. La iniciativa mundial, cuyo objetivo es mejorar la sostenibilidad y la seguridad de los viajes aéreos probando las tecnologías más prometedoras del mundo, ha iniciado las primeras pruebas de vuelo de nuevos e importantes componentes de la solución de modernización del tráfico aéreo Iris de Inmarsat.

Impulsada por la red global de satélites ELERA de Inmarsat, Iris permite la colaboración en tiempo real entre los pilotos, los controladores aéreos y el centro de operaciones de una aerolínea mediante comunicaciones de enlace de datos rentables, seguras y muy resistentes. Como resultado, pueden calcular las rutas más cortas disponibles, determinar las trayectorias de vuelo y navegar a altitudes óptimas, al tiempo que reciben la información digital más reciente, como las actualizaciones meteorológicas. Esto no sólo mejora el uso del espacio aéreo para acomodar el crecimiento futuro, sino que también permite a las aerolíneas minimizar los retrasos, ahorrar combustible y reducir el impacto medioambiental de sus operaciones.

Las capacidades de Iris se han mejorado recientemente con la introducción de las comunicaciones por satélite ATN/IPS (Aeronautical Telecommunication Network using Internet Protocol Suite) de próxima generación, que se están ultimando como norma mundial para las comunicaciones de control del tráfico aéreo hacia y desde el avión.Esta tecnología se está probando por primera vez en el marco de los vuelos Boeing ecoDemonstrator, lo que supone un importante paso adelante en el despliegue mundial de Irisy que permitirá a los proveedores de servicios de navegación aérea (ANSP) y a los usuarios del espacio aéreo beneficiarse de la escalabilidad, el ancho de banda y el rendimiento de los servicios.

John Broughton, Vicepresidente Senior de Operaciones Aéreas y Servicios de Seguridad de Inmarsat, dijo: "El programa Iris de Inmarsat es un gran ejemplo de los enormes beneficios que ofrecerá un sector de la aviación digitalizado. La modernización de la gestión del tráfico aéreo tiene un gran potencial para impulsar la eficiencia medioambiental y reducir las emisiones de carbono de la aviación. Estamos orgullosos de participar en esta investigación de cara al futuro y esperamos trabajar estrechamente con otros miembros del programa Boeing ecoDemonstrator para hacer posible un futuro de vuelo más sostenible".

Actualmente se está evaluando el uso de Iris para el control del tráfico aéreo y las comunicaciones operativas en vuelos a través de América operados en el avión 737-9 ecoDemonstrator 2021 de Boeing, en colaboración con Alaska Airlines. Los vuelos utilizan equipos, terminales y enrutadores de socios de Iris como Honeywell y Cobham.

Rae Lutters, director del programa ecoDemonstrator de Boeing, ha dicho: "Estamos encantados de asociarnos con Inmarsat en nuestro programa ecoDemonstrator de este año. Hemos seleccionado la solución Iris para las pruebas, ya que está estrechamente alineada con nuestro propio compromiso de reducir el impacto medioambiental de los aviones modernos. Estamos deseando evaluar el Iris en un entorno de vuelo real y explorar el impacto en la vida real que podría tener una tecnología tan innovadora cuando se aplique a escala mundial".

Está previsto que el programa Iris, desarrollado por Inmarsat en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA), se implante en Europa en 2023 y, posteriormente, a escala mundial durante la próxima década.

Elodie Viau, Directora de Telecomunicaciones y Aplicaciones Integradas de la ESA, dijo: "El programa Iris está permitiendo que la aviación se convierta en algo totalmente digital al tiempo que reduce sus emisiones de carbono. Los pasajeros podrán viajar más rápido por aeropuertos menos congestionados gracias a la mejora de la programación. Nos entusiasma ver a Iris en acción, demostrando que la inversión en el espacio beneficia a la industria de la aviación y a los pasajeros."