Sistema SATCOM para aviones no tripulados

Una tecnología de comunicaciones por satélite compacta de Honeywell aportará la seguridad, la conectividad y la eficiencia en las que han confiado durante décadas los fabricantes de aviones y las compañías aéreas a tres de las nuevas e interesantes aeronaves de Pipistrel, entre las que se encuentran el Surveyor de ala fija y las dos plataformas no tripuladas Nuuva, el V300 y el más pequeño V20.

Con un peso de sólo 1 kilogramo (2,2 libras), el sistema SATCOM para pequeños UAV de Honeywell es un 90% más ligero que el siguiente sistema de conectividad más pequeño de la compañía, pero aporta las mismas capacidades de las que disfrutan las aeronaves más grandes a los Nuuva V300, V20 y Surveyor. La oferta de Honeywell, un producto muy innovador y popular dirigido a un nuevo segmento de mercado en rápido crecimiento, se implementará por primera vez específicamente en un vehículo aéreo de carga no tripulado u opcionalmente tripulado.

"Estamos muy contentos de poder ofrecer a nuestros clientes una solución de comunicación global, que es independiente de la ubicación y rentable", dijo el director general de Pipistrel, Ivo Boscarol. "La incorporación del Small UAV SATCOM de Honeywell a nuestras plataformas de aviones no tripulados permite una conectividad global más allá de la línea de visión (BVLOS) para el control de comandos, así como la transmisión de datos específicos de la misión. Nuestros clientes disfrutarán de la capacidad de conectarse a sus activos en cualquier momento y lugar, sin necesidad de establecer una elaborada infraestructura BVLOS en tierra".

Las comunicaciones por satélite, o SATCOM, hacen referencia a una amplia categoría de tecnologías clave que conectan las aeronaves entre sí y con los operadores o el control del tráfico aéreo en tierra a través de satélites. Tradicionalmente, los terminales de comunicaciones por satélite sólo se han podido instalar en los aviones de transporte comercial y de negocios más grandes debido a su gran tamaño, peso y a la energía necesaria. Sin embargo, el sistema Small UAV SATCOM de Honeywell es un 30% más ligero que las opciones de la competencia, se puede personalizar y se puede instalar en diferentes lugares de una aeronave para adaptarse a una amplia gama de plataformas.

"El sistema SATCOM para pequeños UAV de Honeywell cambia las reglas del juego para las aeronaves no tripuladas de tamaño pequeño o mediano, como el avión de carga Nuuva o el Surveyor, que antes no podían equiparse con comunicaciones por satélite", dijo Stéphane Fymat, vicepresidente y director general, Sistemas Aéreos No Tripulados y Movilidad Aérea Urbana de Honeywell Aerospace. "Ahora, tienen acceso a todo lo que esperamos de la experiencia de las grandes aeronaves, como la conectividad global o la monitorización de la flota, pero se ha empaquetado en un tamaño propicio para un vehículo aéreo mucho más pequeño".

El sistema proporciona a los vehículos aéreos no tripulados cobertura global y transmisión de vídeo en tiempo real a tierra. Además, permite que los vehículos funcionen más allá de la línea de visión, por lo que pueden ser manejados a distancia más allá de la vista del operador. Puede utilizarse para diversas aplicaciones, como los servicios logísticos y de entrega realizados por vehículos aéreos no tripulados. Además, el Small UAV SATCOM puede mantener a los vehículos conectados incluso en zonas remotas o sobre el agua, donde otros sistemas de comunicaciones terrestres, como el 4G, no están disponibles.

El Nuuva V300 de Pipistrel es un UAV autónomo de largo alcance y gran capacidad. Despega y aterriza verticalmente con la energía de la batería, lo que significa que no necesita una pista de aterrizaje, y tiene unos costes de funcionamiento significativamente menores que los de los helicópteros. Puede transportar cargas de hasta 460 kilogramos a lo largo de más de 300 kilómetros, lo que lo convierte en una solución ideal para realizar entregas en zonas a las que tradicionalmente sólo se puede acceder en helicóptero. Su hermano más pequeño, el Nuuva V20, comparte la misma arquitectura y las mismas ventajas del V300, de mayor tamaño, pero está diseñado para servir como vehículo de transporte de carga más ligero, con cargas de hasta 20 kg.

El avión Surveyor utiliza un diseño de ala fija que está pensado para ser personalizado con varios sensores y cámaras para su uso en aplicaciones como la gestión de la fauna, la patrulla costera, la observación del tráfico o las labores de búsqueda y rescate.

Honeywell está trabajandoen el segmento emergente de la Movilidad Aérea Urbana, ofreciendo una línea completa de aviónica, control de vuelo, navegación, radar, comunicaciones, actuación, refrigeración, motores y sistemas de propulsión turboeléctrica, todo ello adaptado para el despegue y aterrizaje vertical pilotado, la movilidad aérea urbana y los vehículos de carga no tripulados. Honeywell también ofrece experiencia en integración y certificación aeroespacial para permitir la comercialización de estos vehículos.